Denserio

-Mamá, mamá, el Pablo no habla, ¿está puto?

martes, julio 18, 2006

¡Ahora seguro que todos se sienten re-valientes!

En un intento de educar a las masas sobre temas sin importancia alguna, Denserio realiza el primer compendio de fobias ridículas (en este blog).

Caliguinefobia: Miedo a las mujeres hermosas.
Lo más probable es que este sea el nombre científico para los gays. Lo que el pequeño resumen de la fobia no dice es si se tiene en cuenta el gusto personal o hay un estándar universal de belleza. Si lo hay creo que sería de mucha utilidad su publicación y distribución gratuita. Ahorraría mucho tiempo, por ejemplo, en un boliche o en la playa.
Recomendación:
todos los caliguinefóbicos van a tener una vida despreciable sin ningún remedio, así que ni vale la pena intentar nada. Las caliguinefóbicas van a pasar por perras en la mayoría de las situaciones, así que dudo que tengan problemas adaptándose.

Dextrofobia: Miedo a objetos a la derecha del cuerpo.
Un gran dextrofóbico era Carl Marx (¡qué chiste tan fácil!, me merezco que me pase algo), y sospecho que Scioli (nuestro señor vicepresidente) también (ahora si merezco que me pase algo). Lo alarmante de esta fobia es que idefectiblemente un dextrofóbico le tiene miedo a una mitad del planeta, pero gira 180ª le temerá a la otra, por lo que nunca estará en paz con nadie. Ni nada.
Recomendación:
propongo un tratamiento de desorientación hipnótica. Mediante este subterfugio los dextrofóbicos (que tienen su equivalente en los levofóbicos) perderán el sentido de la orientación más básico, y no podrán distinguir derecha de izquierda. Esto puede o solucionar el problema o agrandarlo insospechadamente.

Hexakosioihexekontahexafobia: Miedo al número 666.
Cualquiera que padezca esta fobia morirá de ella por la imposibilidad de diagnosticarla. ¿Qué humano normal puede pronunciar el nombre sin morir de apoplejía? Yo no.
Recomendación:
no ver la profecía, a riesgo de morir de infeliz.

Nomatofobia: Miedo a los nombres.
"-Hola Roberto.
-¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhh!
-Calmate Roberto, soy Julio.
-¡Ahhhhhhhhhhhh! ¡Ahhhhhhhhhhh!
-No me hagás perder tiempo, te estoy llamando desde Roma.
-¡Ahhhhhh! ¡Ahhhhhhhrrrrghgrhgr!"
Bueno, creo que con esa pequeña dramatización expliqué con bastante tino el infierno en el que viven los nomatofóbicos.
Recomendación:
ponerle apodos a todos y a todo, o irse a vivir donde no se entienda lo que se dice. Igual, eso no los salva de morirse de infelices.

Ok, ahora me quedé con una duda: ¿cómo se llama el miedo a encontrarse con el Bambino Veira en una calle oscura?

2 Comments:

Anonymous Anónimo dijo:

Bien, primero que lo segundo quiero decir que esa dextrofobia me causó una gran conmoción, ya que poniéndome a pensar descubrí a varias víctimas. A saber: Juan Krupoviesa es dextrofóbico entonces, porque cuando la pelota la tiene a su diestra no sabe que hacer!. Al menos lo soluciona dándo una vuelta alrededor de la pelota y así sí...manipularla con la izquierda. Algo que tampoco sabe hacer pero bue...Si Materazzi fue campeón mundial por qué este sujeto no puede soñar con algo similar. Tambien quería agregar que conozco a varios Caliguinefóbicos, pero quedaría muy mal parado si me pongo a ventilar...no puedo...no no...no insistan...en serio!...
............
............
............
Puente Guerra, Varela, Ginart, Ortega, Ripari, Piatti, Ravanelli, el loco que limpia, el Richar, el Juan, Y AG.

Y no me hagan seguir hablando porque armo un puterío de aquellos eh?
Ni se imaginan.

julio 18, 2006 8:07 p. m.  
Blogger Godsize dijo:

Tremendo escrache facultativo. La próxima vez con nombre, por favor. (AJAJAJAJAJAJAJAJJAJA).

julio 18, 2006 8:12 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis