Denserio

-Mamá, mamá, el Pablo no habla, ¿está puto?

sábado, julio 08, 2006

¡Eh!¡Pero esto es un servicio a la comunidad!

Bueno, visto que desde hace algún tiempo se van dando cada vez más casos de psicópatas que atentan contra la vida de gente más o menos aleatoria (bah, sólo me acuerdo de Junior en Carmen de Patagones, y del "morochito pelado" de la calle Cabildo, pero bueno, eso marca tendencia), me veo en la obligación, dado mi desconocimiento casi absoluto del tema, de explicar los métodos más simples para el reconocimiento de estas personas.

Son peligrosas:
1) Las personas demasiado introvertidas, taciturnas y que no se ríen de algo como esto.
Este caso se agrava si tienden a mirar de costado, abriendo los ojos desmesuradamente, y sonriendo como si supieran algo que nosotros no. Como que vamos a morir pronto
Se encuentran en: Retiros Ignacianos, panel de invitados de Mariano Grondona, mi profesora de Teoría de la Comunicación.
2) Personas que se visten de negro.
Fáciles de reconocer, este grupo (casi se podría decir etnia) deambula por las noches cual fotofóbico asustado, y se lo relaciona con cierto tipo de música estridente y satánica. El atenuante es que es más de su preferencia el asesinato particular con fines rituales. Igual dudo que eso nos tranquilice una vez que nos encontremos cara a cara con estas criaturas de la noche.
Se encuentran en: Galerías de ropa alternativa, cementerios (especialmente a la hora del té, o en los días en los que se hacen pic-nics) o celebrando misa (¡Cuidado! Los que celebran misa te pueden comer el alma).
3) Fanáticos de las armas desequilibrados.
Conocidos por su afición que raya en lo obseso por cualquier cosa que se dispare, las personas de esta clase no siempre representan un peligro. Hay que empezar a preocuparse cuando por blanco empiezan a usar fotos de personas a las que suelen seguir por diversión, maniquíes con nombres de conocidos pintados a travez del pecho o personas que secuestran, dejan libres en un lugar inóspito y dan caza montados en un cuatriciclo verde con una ballesta, para luego colgar su cabeza como trofeo en su cabaña. Sobretodo si se creen que son el Ángel Negro de la Purificación. Creo que todos conocemos alguno.
Se encuentran en: El Tiro Federal más cercano a su lugar de residencia, cualquier calle céntrica de Buenos Aires y pabellones psiquiátricos de máxima seguridad. Ah, también en colegios secundarios.

Después no digan que soy un parásito social.

2 Comments:

Blogger Sr. Pitufo Enrique dijo:

Cuando conocí al señor Francisco Perez Osán sentí un enorme escalofrío en mi cuerpo. Hoy, puedo decir que confirme 1000 veces mi teoría "Perez Osán está totalmente loco". El se autodefinide como "más inteligente que los demás" sin embargo mi amigo Fran, para usar su inteligencia, hay que estar cuerdo.

julio 20, 2006 12:48 p. m.  
Blogger Godsize dijo:

Otra vez eso de no meter los nombres. Aunque reconozco el estilo. Puto.

julio 20, 2006 6:31 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis